viernes, 30 de septiembre de 2016

Capítulo 80 "Mutis por el foro"

Capítulo anterior

*Habiéndose la escribiente aguantado este tiempo cual perra muerta pa no echar más leña al muso, vuelve, inexorable, a terminar lo que empezó; y que arda Esparta.

Hay otros caminos pero son aburridos
¡¡HUYE MIENTRAS PUEDAS!!, me escribe Juan José Domínguez, editor de Canal Sur y enciende de nuevo la chispa (otro que se volvió ficción sólo comentarme una tontera en twitter) ¡JUSTO A MÍ que soy una muchacha asustadiza! ¿POR QUÉ NO SE VA A DAR CONSEJOS A SU ABUELA MARGARITA? Me agarra la taquicardia, regreso sobre mis pasos, me meto en la habitación de huéspedes y cierro la puerta sin hacer ruido. Pongo la traba. Me siento en la cama enorme. La cabeza se me parte de nuevo y para colmo de bienes agarro el vaso de cerveza andaluza y bebo, bebo, bebo hasta dejarlo seco. Sí, cuando wzszme meto en problemas procuro hfih llegar hasta el final, a lo Bukowsky ¡Enterrarme hasta la coronilla! Porque la oportunidad de fyhtgtr hundirse bien en el fango no se da todos los días y del fango, señora, del fango surgen los cambios; usted creía que hrtryr era opinando en face pero no...

La rubia andaluza
Y no me cambie de tema que me bifurco ¡vieja fangosa! ¿Es que tiene que meterse este tipo en semejantes despelotes? ¿JUSTO AHORA? ¿No podía ponerse a joder la paciencia con la ruina dentro de un tiempo? ¡ME DESBARAJUSTA TODO EL RELATO! Porque una cosa es bromear para que el blog sea más leído, una cosa es generar realidad para escribirla luego viniéndose a Sevilla a ver qué pasa ¡Pero otra muy diferentes es hacer pelota la camioneta! ¡ESO ES PASARSE DE CASTAÑO OSCURO, HESÚ! (Bromeamos porque el loco está bien) ¡Con lo churra que era mi Hummer floreada! Si no estuviera encerrada en la colina medio borracha htygwr me suicido de angustia oral pero no, lo último que necesita este hombre ahora es que se le mate la fanática en su casa; además quiero primero revisarle los cajones, mirarle todo el archivo y pedirle que me lleve a ver a Escohotado (en colectivo, sí).

Miro a mi alrededor, una tímida claridad empieza a asomar y me permite ahora ver la habitación; el lugar se me hace familiar pero-- Suenan las campanas de La Giralda. Pienso en todas las conversaciones que mantuve con Capone Pineda a lo largo de estos años ¡Festejamos la victoria del Atleti juntos! ¡Festejé con quien quiso extorsionar a los reyes de España! (A usted ni le importa, ya sé) ¡Me ofreció incluso hacer televisión con él! ¡Los tejemanejes de su trabajo me contó! ¡¡Y TODO ESO ESTÁ EN MI TWITTER!!

Comienzo a meter la ropa frenéticamente en la valija, tiene razón Domínguez ¡Tengo que irme al carajo ya mismo! Porque mire si la Gestapo se entera de mi cercano vínculo con el ahora entre rejas señor Luis, o si se les da por hackear mi cuenta a los de la Isij y termino presa en Panamá Papers ¿Y si la KGB me acusa de espionaje, conspiración, terrorismo informático y/u/o robo como a Assange?? ¡O PEOR! ¿Si las pelotudas de Sálvame arman una falsa historia y terminamos con el loco asesinados por sicarios del Chapo? ¡TENEMOS QUE REFUGIARNOS YA MISMO CON JULIÁN, LOCO! ¡HUYAMOS A LONDRES! (Porque ir hasta el final a veces es quitarse de en medio). (Sigue en el 81, pica acá y va)

Continuará...


2 comentarios:

  1. Jajajajaja. Editor de Canal Sur y, más concretamente, dedicado al personaje del que usted habla durante 10 años. A mí me tocó ordenar ese archivo que usted admira, con sus etiquetas de colores y sus números con rotulador blanco. Le habla alguien a quien se le fue media vida entre esas paredes de la calle Conteros, así que créame y huya mientras pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... Yo creo que el loco tendría que haber huido de mi, pero son diferentes puntos de vista. Además cuando algo me dice ¡DETENTE! me gusta seguir para ver qué pasa, de chusma nomas. Ya te contaré!

      Eliminar