jueves, 24 de noviembre de 2016

Capitulo 82 "Pisar el palito"

Capítulo anterior

Salgo al mundo pero el mundo no era lo que yo creí hasta entonces. En el mundo que yo creía  lo onírico era mejor que lo real, los sueños eran inalcanzables en cualidad, cantidad, calidad y la parrala en cuatrimotor pero… (loca palabra) en Andalucía y de una patada en el culo se me está demostrando lo contrario por eso, vieja feminista, por eso es mejor callar. Siempre. Porque nunca se sabe que no se sabe y andar blandiendo de manera prepotente y con mayúsculas algo que con certeza en un tiempo nos va a parecer una idiotez ¡Yo defendía semejante imbecilidad! ¡Yo decía tan haciéndome la canchera que siempre es mejor callar! ¡Yo juraba que tal político esta vez iba a hacer las cosas bien! (¡QUÉ BOLUDEZ!) Hoy la única certeza que tengo es que este andaluz me tiene poniendo la pluma y el cuerpo desde hace dos años. Y ahora encima medio enamorada ¿Qué esperaba usted?, paga la pizza él.

Dejo en el piso la valija, el bolso de cosméticos sin cosméticos, la campera por si las moscas (40° en Sevilla) y el ipad pantalla rota con el que vengo escribiendo esta sarta de ajetreos. Confusa pero ya sobria, aunque con un dolor de cabeza padre, observo a mi alrededor: turistas y más turistas pasan a mi lado con los mapas en la mano, parece que todos andamos perdidos por Sevilla ¿Perdida, buscando o escapando? La angosta callecita llena de restaurantes y negocios dice llamarse Ximenez de Enciso y no, no es esta la calle de la casa del loco... Miro la  puerta por donde acabo de salir, sobre ella un cartel enorme anuncia: “Pensión Vergara”. ¿EH? ¡Pero si yo estaba en lo de Jesús! ¡No puede ser! ¿No puede ser? ¡NO PUEDE SER! ¡La pizza de rúcula y jamón crudo! ¡El loco baño en dónde tuve mi flamante primera crisis! ¡LA TERRAZA CON VISTAS A LA GIRALDA!! ¡¡¡LOS CHISMES SOBRE ANTONIO GALA!!!

Antonio en su fundación
¿Es que todo ha sido un sueño a lo pelìcula berreta? ¿Es este mi primer Delírium Tremens? Y, sí, haber estado con este tipo tantas horas conversando fue un delirio tremendo pero-- Abro la valija desesperada, revuelvo entre las ropas hasta que doy con el libro de entrevistas que me regaló ¡Uffff!, se me afloja el alma! Prueba irrefutable de que sí, fue un sueño, pero el encuentro ha sido real... Y usted claro que puede quejarse ahora porque le vengo haciendo creer desde el 76 todo lo que usted quiso creer porque le hacía ilusión (y olvidar al gordo pestilente con el que se casó), pero resulta que al final el encierro en la colina fue imaginación, o sueño, o delirio de la escribiente y ya lo dice Hitchcock: el cine no es un trozo de vida sino un pedazo de pastel… (Sigue en el 83, pica acá y va)

Continuará...



No hay comentarios.:

Publicar un comentario