jueves, 5 de abril de 2018

Capítulo 236 "Decorrido"

CAPITULO ANTERIOR

Hoy ni me miró casi...
Se escucharon pasos por la escalera y luego por el pasillo, alguien se acercaba arrastrando los pies. Claro, el organizador de la mega-fiesta playera había desaparecido de pronto, sin dejar rastros. Lo habrán buscado todos para brindar con Él, para comer las doce uvas ¿y aonde zametío este tío? Y la verdad es que me venía bárbaro el intruso para lo del suspenso que toda historia necesita pero yo no iba a interrumpir la escena ahora que logré cierta continuidad, ni loca. Aunque le confieso que el presente me reclama a gritos que lo meta, que lo cuele acá mismo porque me parece que la Gitana se enteró de lo de Ubrique, cambió por completo el trato conmigo, de pronto está distante, casi no me habla y a mi me encanta tanto que me haga eso pero el comentario está demás, ya sé. Hoy durante el desayuno la bajé a ver a su pieza, trabajaba en la computadora mientras tomaba su café y me miró con una cara de me has traicionado que te la voglio dire. Yo no sé si la que le contó fue Roció o me olvidé el blog abierto en la laptop y lo leyó, NO SÉ... Aunque quizá es todo mi imaginación por lo de las pinturas y lo de la Chana que pasó en Málaga, nunca me animé a preguntarle nada; o quizá anda con cara de culo por lo de Yanela o lo de la Semana Santa que había organizado con una gente de Cepaim y les dio tanto trabajo y después se les complicó mucho por el clima horrible y accidentes varios que hubo durante las procesiones, NO SÉ… Pero me prometí terminar con la menage a trois de corrido así que basta. BASTA.  

La de ojos negros me seg (Sigue)

Continuará...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario