viernes, 30 de enero de 2015

Capítulo 37 "No sé como pero llegamos hasta acá"

Capítulo anterior

Y lo complicado del asunto, lo complejo de este ensayo, lo intrincado y engorroso, embrollado y embarazoso de esta especie de autobiografía en vivo sin ton ni son es la instancia en la que nos encontramos usted y yo, vieja chifrula. Una instancia rara, una etapa sosa, ni muy muy ni tan tan, ni al pan pan ni al vino vino: “Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo”, dice la frase ¡Y ES OBVIO QUE ÉLLA NO ESTÁ EN MIS ZAPATOS! Porque mi presente es mío, claro que sì, y dice que estoy mucho más cerca de lo que busco: tengo en mi poder el teléfono de Jesús, puedo llamarlo cuando se me dé la gana, tengo en mi poder el pasaje a España (de paso hago una reseña para los que recién llegan y nunca volverán) ¡¡¡Pero resulta que para irme a España faltan cinco meses!!! ¡Para poner en marcha el futuro falta todo ese presente borrascoso! ¿De qué me disfrazo durante estos 16 capítulos que quedan? ¿Cómo no desfallecer en este limbo? ¿En esta tierra de nadie? ¿En este medio camino recorrido, desierto árido entre la incertidumbre y la certeza? ¿De qué alimento la marcha que se sostiene solo por mi voluntad de seguir?

¡AY, la voluntad! (Qué tema, vieja) Poderosa fuerza aún más que el vapor y la energía atómica... la voluntad mueve montañas, hace revoluciones pero ¿Qué es lo que mueve a la voluntad? ¡Me descubren el virus pero no la vacuna estos de Wikipedia! ¿La mueve la esperanza? ¿La mueve la ilusión? ¿Dios? ¿Belén Esteban? ¿El Atleti? ¿La ambición? ¿El iphone 6? ¿O será el miedo? ¿Será que el deseo y la voluntad apuntan hacia dónde menos miedo tienen de apuntar? A veces pienso que nuestros estados de ánimo, nuestras pasiones son armas de doble filo y mire usted... Reflexión de aquí, reflexión de allá mientras escribía esto pensé en la posibilidad de que mi deseo esté mirando a España porque no me le animo a la Argentina ¡Encontraste a Jesús Quintero, contactaste a Antonio Gala y no sos capaz de encontrar una puta sala de teatro para tu obra en Buenos Aires! (Me levanté en peso) Ahí nomas me puse manos a la obra. Ayer recibí respuesta, El Estepario se llama el teatro, me dan los jueves a las 21 hs a partir de Marzo.

Asì que no sé si tengo voluntad, no sé qué cuernos mueve al deseo todavía, pero tengo teatro. En Argentina. Y un incierto junio que me espera. (Capítulo siguiente pinche acà)

Continuará...


1 comentario:

  1. Tengo un pequeño local en Avellaneda, en refacción, para dedicarlo a sala de micro-actores, impro, standaperos y cantautores en trámite de stars. Estoy buscando socios, porque el lugar es muy bueno y la verdad es que no hay nada semejante del tipo bar Paseo de la Plaza.
    Si te interesa la propuesta tenés mi mail y cómo contactarme.
    Dios nos cría y la internet nos arrejunta.

    ResponderEliminar