domingo, 22 de febrero de 2015

Capítulo 40 "La suegra de Nisman, yo y la primera del Titanic"

Capítulo anterior

¡HE SALIDO AIROSA DE UN NUEVO ATENTADO DEL UNIVERSO! Y no se ría, vieja sin dientes, que esta vez casi perezco en el intento ¡Pasó que fui atacada por la plaga a la que nadie escapa! Y casi casi me dejo engullir por el germen famélico, por las falsas albricias del pingo rengo ¿DE QUÉ PINGO RENGO ME HABLA? (Pregunta usted HARTA de rodeos y tanta palabreja dificilonga) Le hablo del éxito (todos de pie), de la peste “arruinaseseras”, de la popularidad. Y así fue, ayer la yegua turra de la falsa seguridad relinchó en mi puerta una vez más y digo una vez más porque con lo del capítulo 38 y la novia de Joaquín Sabina ya habíamos tenido noticias del asunto pero esta vez no fue un amague ¡El éxito se apersonó en persona! ¡Me hizo una entrevista Lanny Hanglin, uno de los periodistas más conocidos de Argentina! ¡Hablé de este blog en una de las radios más escuchadas del paisito que tanto hacemos sufrir usted, yo y los politicudos de turno!

Y claro, casi caigo en la trampilla porque todos me decían ¡Al fin la pegaste! ¡Viste, todo llega! ¡Ahora sos popular! (...) Por suerte me desvalorizo bastante así que no me creí los halagos pero le confieso que si me ofrecían un contrato, una sala de teatro o bailar el pelotas con la suegra de Nisman ¡LOS MANDO A TODOS USTEDES AL CARAJO! (Irrespetuosamente, claro) ¡Dejo que sigan matándose por subir el peldaño que linda entre el ser alguien y el no serlo mientras yo disfruto de la primera clase del Titanic. Un buen día mi amigo Miguel Fuertes (que todo lo sabe porque trabajó en Star Wars) me dijo que yo con esto de andar generando realidad para seguir escribiendo estaba distorsionando la fibra del  Universo y que el tipo intentaría a toda costa volver esa fibra a su estado natural mandándome, por ejemplo, a los guardianes de la puerta en forma de impedimentos (como la tentación del éxito) para que yo desista.

Lo que no tenía planeado el señor Cosmos es que yo siga adelante sin que me preocupe el “para qué”, que sobreviva mi impulso alocado a los insistentes proyectiles del sentido común, Y MENOS QUE MENOS que ante la necesidad de seguir escribiendo haga caso omiso a sus señores guardianes ¡Exprimiré la naranja hasta el hartazgo porque no soporto el desasosiego! Cuestión que ayer me quedaba nuevamente sin materia para escribir así que le pregunté a un viejo amigo de Jesús, productor de Radio Sevilla durante años si no había lugar para el gran Quintero en su grilla? (Él es hoy dueño de una radio renombrada en Argentina). Hace mucho que no hablo con Jesús (me contesta en seguida), el fin de semana intento contactarlo y te cuento.

No vamos a delatarlo en estos escritos, no porque pueda llegar a disgustarse sino porque como ahora SOY POPULAR el que quiera aparecer en las GENIAS CRÓNICAS QUINTERO tendrá que pagar libras blue! Y ahora los dejo con un dejo de esperanza, quién le dice Jesús no agarra viaje y nos tomamos la cerveza en el Tortoni, finalmente. Como dijo Antonio Gala (mi otro fato): La esperanza es una enfermedad mortal de la que no se acaba nunca de morir. (Capítulo siguiente pinche acá)

Continuará...


2 comentarios:

  1. ¡Ay, papusa!... tras escuchar la entre vista meta dígito y batido de parches, me embargó una duda: ¿usted es, o se hace? la inocente, digo. Todos saben del gusto de 'Lanny' por andar en cueros... hasta en la radio ¿no notó nada rarito? Espabílese m'ija! 'Lanny'... bigititos, 'Campagnola'... bigotitos; en fin. Va consejo: https://www.youtube.com/watch?v=v3uX0AgeovE

    ResponderEliminar