viernes, 23 de diciembre de 2016

Capítulo 84 "Loco destino"

Capítulo anterior

Una obra debe concluir en su punto más álgido de intensidad, dijo don Arturo Miller y una vida supongo que también así que en este preciso momento debiera o debiese yo tirarme por la ventana de mi hostal pero ocurre que estoy en la planta baja. ¿Ha visto usted? Yo quiero detenerme pero siempre algo me dice: un poquito más que la estamos pasando bomba... Supongo que es el destino* (sí, cuando me conviene creo en él como usted hace con Perón). Así que hoy me desperté al alba cosa que no hago ni por mi santo perro pero por darle el libro a Antonio Gala puse la puta alarma ¡¡a las siete de la mañana!!!

Hace ya diez días de mi encuentro con Jesús, después de dar mil vueltas me animé a llamarlo anteayer. Sevilla es aburrida sin vos, me salio decirle. Se rió. Me dijo que no tenía pensado ir al envento de Antonio y que ahora andaba por Huelva, que lo llamara el jueve. Pero no llamé má... ¡Se piensa que al coraje una lo compra en el mercadillo este hombre!

Patio de San Benito Abad, en Sevilla
Abro los ojos con desgano, a lo lejos se escucha la radio del dueño de la pensión. ¡Yo no me voy a mover de la cama! Si él no va a al evento. El lugar queda en la loma de la cotorra, encima Gala que nunca sale de su Baltasara va a estar rodeado de periodistas, chupamedias ¡y no voy a poder verlo ni medio minuto! Bien puedo ahorrarme el madrugón ¿O no?

Suspiro. Me pongo dos trapos encima y salgo agazapada al patiecito. Voy hasta el baño y lleno el termo con agua tibia de la canilla. Me saqué de la cama de los pelos, sí, porque en este camino vengo aprendiendo que cuando siento falta de ganas ante algo que planeo hace tiempo es porque detrás hay un lindo punto de giro (la depresión es miedo). ¡Algo gordo espera en Almodovar del Río!, me dije para espabilarme aunque mucho no me creí.

Como si el miedo fuese un puente fácil de cruzar...
Estoy que me arrastro por el piso. Enciendo el móvil. Me entra un whatsapp ¡de miss Quintero! (Me despierto de golpe) Que Jesús al final SÍ va al evento pero con gente de la comunicación así que no entramos en el auto. ¿Estará durmiendo? ¿Qué hora es? ¿Le respondo? ¿No le respondo? Le respondo que yo quiero ver a Gala (omito que MUERO por ver a su señor marido de nuevo) así que voy a ir en tren. (¿Irá ella? ¿No irá? No contesta. Seguro que estaba durmiendo. Ahora mismo me manda al caraj--) ¡Conectada! (Y dice ella:) Vale, ya lo verás a Jesús por allá. Acto seguido se despide de lo más cordial…


*El desatino mezcla las cartas y nosotros las jugamos. (Capítulo siguiente pinche acá)

Continuará...

6 comentarios:

  1. Veo, my girl (y lo escribo asi, porque la n dromedaria no me sale), que unos dias despues de Navidad y unos antes de las partusas...no coments intu de foro. Sullo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coments? A qué coments se renfiere usted? Coments de la gente que no me lee? Confiésole que me boicoteo adrede porque cuando esto supo pasar a medianas hubo algún chillido pa que me detenga. Mejor ser doña naides, planear bajito y seguir haciendo lo que viene en Ghana. De naides...

      Eliminar
  2. Vamos mi ninfa!... no me se tire ajoba, que por lo que se lee uste e`la mascotita del geriatrico -malaya! ni siquiera me salen las cejitas de las vocales!-

    ResponderEliminar
  3. Jaja Primo! Pero por qué tanta endivia? No tiene en el suyo quien le mascotée?

    ResponderEliminar
  4. Excesiva su cruelda, mi ninfa. Me con mina a humectarle... los lacri males: https://www.youtube.com/watch?v=3WRbrprQPso Vuestro, y no me se exceda en las partusas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy cruel, soy Abruza. Y hablando de eso, partusa fue charlar cuatro horas con él, si además lo cruzo en el back estage de la loma de la cotorra, será partusa con yapa... Y que ña´ Quintero nos perdone ¡Felicidá, mi único lector! Le mando confites

      Eliminar