jueves, 3 de mayo de 2018

Capítulo 254 "La balada de los tildes tristes"

CAPITULO ANTERIOR

Porque el whatsapp ya le entró, hace días tiene los dos tildes pero no lo escuchó porque están todavía grises y NO celestes. ¿Hay manera de escuchar y que no se ponga celeste? (…..) ¡Yo qué sé, con alguna triquiñuela de privacidad o algo! (…) ¡Es que no puedo yo vivir así! ¿Y si no quién es esa Sonia Blanco? ¿Quién carajo es? ¿La pareja? ¡No! ¿O sí? ¿El tipo se queda solo un minuto y ya se encuentra otra marida? ¿Así de rápido? ¿O este Félix Camacho está escribiendo boludeces? ¡En El mundo también dijeron su pareja Sonia! ¿Y si la Gitana lo leyó? ¿Vos sabes cómo se pone cuando lee esas cosas de Él? ¿Y si sí escuchó mi mensaje y lo dejó y por eso el otro se buscó la marida nueva? ¡¡POR MI CULPA!! (………….) Imposible. (..) Imposible. (..)  Imposible. (...) ¡Porque Ella NO me lee, no se acuerda de mi apellido, no sabe cómo encontrar el blog! ¡Es Andaluza, Eduardo! (…) ¡NO! ¡NO PIENSO LLAMAR A NAIDE, NO ME VAN A ATENDER! Y todo esto, escuchame, no seas miedoso, que no te voy a meter en el blog, todo esto porque VOS la invitaste a la charla. ¿Te das cuenta? ¡Vos la invitaste a Casa Tomada y ahí empezó el quilombo, tenías que invitarlo a Él, no a Ell-- ¡No! ¡A Él era! Investigá quién es esa Sonia Blanco, averiguame si Ella está bien, preguntale al Poeta, a quien se te dé la gana, que alguien te diga algo. (.….) Ok, un beso, grac-- Si, si… chau.

Fernando me escolta no sin cierta dificultad hasta un enorme sofá que a la vez hace de cama. Un gato viene a rec (Sigue)

Continuará...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario