viernes, 21 de agosto de 2015

Capítulo 55. "El amor es un invento de borrachos"

Capítulo anterior

The musos
(A cinco de Sevilla y perogrulleando...) Ha llegado el momento de agradecer a los pobres musos andaluces que me inspiran hace ya màs de año (todos de pie). Y seguro que ni se imaginaban los pobres lo arduo E INSOPORTABLE que podìa llegar a ser el asunto este de ser muso. Yo lo siento mucho porque no era mi idea importunar a nadie pero pasa que me siento a escribir una novela y no me sale nada, ahora si me pongo a escribirle a Gala o a Quintero las palabras vienen, se acomodan solas y siguen viniendo; tengo que decirles que esperen un poco, que no sean brutas o se van a lastimar, a golpearse de tanto entusiasmo. E imagine usted una letra golpeada, yo queriendo ponerle que la quiero y la muy herida escribe que la hiero, porque llega media renga y agonizante. Uno dice algo y el otro interpreta lo otro porque las letras son heridas en el camino, porque uno escucha lo que necesita escuchar y entonces decir la verdad no importa ¿Será que decir importa? ¿Habrá servido para algo alguna vez? ¿Por eso estaré buscando al de los silencios?

Y posiblemente usted de este sórdido socotroco interprete algo sobre la ley mordaza, sobre el penal mal cobrado a Milito o bien entienda que he encontrado novio en la internet, porque cuando una se ennovia el tono de la pluma cambia y le diré que sí, que nada ha cambiado excepto lo que sí: el novio. Porque si hace tres días que salimos somos novios, ¿no? (Él ha pagado la cocacola, creo que es un buen partido).

Así que de ahora en más sonamos: escribiré meloso, sin ironías, sin rencores, ni signos de exclamación, con aburridas metáforas y menos que menos pretenderé que algo cambie porque el mundo es hermoso ¿o no? El mundo es en función a cómo nos va en la vida, a cómo nos sentimos hoy. Y cuando una está en amor no odia, no se pregunta, no reclama, no escribe, vuestras espantosas letras serán leídas por mí como bellos poemas de Machado.

Y ya para ir cerrando, aunque la Vargas insista con que el amor no existe, que es un invento de borrachos yo, como estoy en amor, aprovecharé la volada, le interpretaré lo que se me da la gana y le responderé a la petisa llorona con una frase que tuiteó la Nacha de Buenos Aires: "Quizá, después de todo sí exista y sea el amor conducir gentilmente al otro hacia lo que el otro es". Y sepa usted que con todo esto no quise decir lo que quise decir, elijo las palabras y pongo las tildes donde mejor me suenen, total el sentido de la frase, qué importa ya. (Capítulo siguiente pinche acá)

Continuará... (En cuanto me separe)

6 comentarios:

  1. Muchas preguntas, anuncios, dudas. En fin, la verdad al igual que todo en la vida, depende mucho del "color del cristal, camiseta, partido, género, nacionalidad, etc." Es decir, no hay certeza - no es como la gravedad. Los hombres solemos preferir reservarla ante preguntas como: "Me queda bien el vestido"? "Me querés"? Las mujeres también, ante preguntas relativas a las capacidades amatorias, culinarias, etc. del partenaire. El sincericidio es sólo apto para aquellos/an que se bancan o inclusive disfrutan la soledad. Pero como somos mayormente seres sociales, no creo que se convierta en una costumbre muy difundida. No va a ser como el rock o la cumbia. Mucho menos una gripe. Un beso y a disfrutar el "estar en amor", manera poco convencional de describirlo, al menos en español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Me quedará bien el vestido a mi? Siempre preferí los pantalones y la soledad me viene, por sincericida, por decir que nadie te quiere si no te necesita y que la amistad es cuestión de intereses. Ah, y quizá por poco megusteadora en face. Si no megusteas la gente te quiere menos porque no les apuntalas la seguridad, ese valor sobrevalorado hoy día.

      Eliminar
    2. Facebook tiene sus cosas buenas y malas, creo que básicamente pone de relieve el pedorrismo generalizado de la sociedad. Lo que antes uno suponía se ve claramente publicado en los estados. Es más, creo que la ventaja de antes es que la gente solía tener un poco más de pudor. En cuanto al vestido/pantalón, tal vez lo tuyo sea "vestir santos" o "desvestir fugitivos de la ley", porque ese resumen de la sinceridad te hace propicia para postularte en la terna del IN YOUR FACE 2015! A googlear nomás
      :-)

      Eliminar
    3. Viste, y a pesar del in your face, de lo propicia y del resúmen la gente se sigue escandalizando, ¡madre santa y desvestida!, dijérame el fugitivo...

      Eliminar
  2. Como decia el célebre manco de Lespanto: "Con fe, con esperanza, y a brazo partido..."; o como el sapo PP, con la cálida técnica del colisionador de hadrones de tecnópolis... ofreciéndole otro ósculo. Que la Chavela usara al Amor como un destapador, no desmerece nuestra embriaguez al oírla... mi niña. Si epistolear a Gala o Quintero hace que sus letras se vengan solas, como locas, pero usted quiere que las muy brutas le ayuden a acabar una novela, que no puede escribir porque está 'in love'... Creo humildemente, mi niña, que está tratando de cambiar la tinta... por lágrimas. Lo bueno es que a la mayoria de los creadores, les daba resultado. Lo malo es que tendré que bancarme sus sollozos... y los 'croídos' de PP; mientras recuerdo la sentencia del oso Arthur: "El amor, es una celada que nos tiende la naturaleza."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Epistoleando me di cuenta de que no tenía que escribir una novela, como creía que sí tenia que. No tengo paciencia, me aburro antes de empezar, Primo, y conseguir editor siendo doña nadie es casi imposible. Estos andaluces me sientan a escribir de lo más gustosa, me embriagan sin ser petisos. Y, mire usted, como el amor, me han de algún modo conducido hacia lo que soy. No panda el cúnico, no habrá sollozos de lespanto.

      Eliminar