domingo, 6 de mayo de 2018

Capítulo 257 "Escarabajos"

CAPITULO ANTERIOR

Si no termino con Pineda en jail le pego en el palo.
Llega a ser quien eres. Cuando tú descubres quien eres, tu destino, a qué has venido, destino y carácter son lo mismo, cuando tú descubres tu carácter sabes qué es lo que tienes que hacer y no sólo sabes que tienes que hacerlo, quieres hacerlo, ¿me comprendes? Eso es la felicidad, querer hacer lo que debes hacer. Fernando el enérgico no para, me da lecciones de vida a las cuatro de la mañana, la habitación huele a palo santo. El tronquito en el cuenco humea, me espabila el olor, me hace acordar a cuando estudiaba shiatsu y era joven, entonces no tenía mi zumbido en la oreja, podía escuchar el silencio, tenía novio, vida, rutina, un perro distinto, mi mamá se arreglaba sola, no conocía a Antonio, ni a Jesús, todavía aguantaba a los actores y soportaba a la gente, aún me imponía cierta tolerancia. Entonces tampoco escribía como ahora. Nunca escribí como ahora. Y nunca me sentí tan desamparada ante la Ausencia.

Respiro jondo, siento cómo el pecho se va abriendo, el humo entra y sale por los bronquios, las sienes me laten y un regimiento de patricios me camina adentro de los oídos. ¿Por qué no vuelve con sus amigos a las mesas y me deja morir en paz? En un rato va a amanecer. ¿Y qué voy a hacer yo sin Ella? Sin su amparo. En este lugar que no es el mío. Sigo mirando hacia la puerta a ver si entra, cada vez que escucho pasos el corazón me da un salto, pero a medida que pasa el rato se va transformando en saltito, en desesperanza, en me quiero morir ahora si total pa qué... Él baja las persianas si dejar de explicarme cosas y con razón anda con una mujer de cuarenta, que una veterana no tendría cuerpo que le aguante... Paradójicamente mirarlo me da serenidad. ¿Por qué hay gente que llega así a los ochenta y mi mamá está que se cae a pedazos? Si le tocó la grande en la lotería, es blanca, heterosexual, académica, burguesa, de River Plate... ¿Qué problema puede haber tenido pa llegar como llegó? ¿Será que no descubrió su destino? ¿Será que se pasó la vida queriendo hacer lo que no debía? ¿Será que estoy haciendo yo lo que debo y quiero? (Sigue)

Continuará...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario